fbpx

A qué precio vender mi casa

 

Vender una propiedad puede resultar un desafío, especialmente cuando se trata de fijar el precio correcto. A menudo, nuestras expectativas pueden diferir de la realidad del mercado inmobiliario. El precio de venta de un inmueble, viene determinado por la oferta y la demanda. Por eso, de nada sirve pedir un precio muy alto, si no hay nadie dispuesto a pagarlo.

¿Cómo puedo determinar cuánto vale realmente mi casa?

Es importante destacar que no existe un precio máximo establecido para vender una vivienda, a menos que se trate de una vivienda de protección oficial (VPO) o vivienda de precio limitado (VPP). En estos casos, el precio de venta está regulado y no se puede superar a menos que se descalifique la vivienda.

En el caso de las viviendas libres, al considerar el valor de una vivienda, es esencial atender, como decíamos antes, a la realidad del mercado y tener en cuenta algunos aspectos relevantes, como:

Ubicación

La ubicación es un factor determinante en la valoración. El precio de una casa de 120 m² en Zamora, por ejemplo, no será el mismo que en Madrid, Barcelona o incluso Valencia.

Por eso a la hora de fijar un precio de venta, no podemos dejarnos llevar por las tendencias generales del mercado a nivel nacional, cuando es posible que la localidad en la que esté ubicada nuestra casa presente un escenario totalmente diferente.

Y olvida los precios alcanzados en la época de la burbuja inmobiliaria. Solamente en algunas ciudades se han recuperado los precios; en el resto de localidades, los precios actuales están muy por debajo.

Es preciso hacer un análisis del mercado local. ¿Está en alza o se ha estancado? En los portales inmobiliarios, puedes encontrar estadísticas de la evolución del precio por localidades. Echa un vistazo y comprueba la evolución de los precios en tu localidad, porque, aunque son datos orientativos, pueden servirte de referencia.

Barrio

La calidad del barrio también juega un papel importante. Cuantas más áreas verdes tenga, mayor accesibilidad y mejores servicios ofrezca, mayor será el precio máximo al que se puede apuntar.

Características de la propiedad

La antigüedad y el estado de conservación de la vivienda, así como la existencia de zonas comunes como áreas verdes, piscina o gimnasio, y la disponibilidad de ascensor, pueden influir en el precio final.

Características generales de la vivienda

Otros aspectos a considerar son si la vivienda cuenta con terraza, garaje y trastero, su orientación, en qué planta se encuentra y su eficiencia energética. Estas características también afectarán el precio de venta.

Herramientas para conocer el precio adecuado de venta

Investiga en los portales inmobiliarios

Una estrategia efectiva es explorar portales inmobiliarios para obtener una idea de los precios de viviendas similares a la tuya. Examina y compara las propiedades en venta, y saca tus propias conclusiones. Sin embargo, ten en cuenta que los precios que encontrarás son precios aspiracionales de los vendedores. Los precios finales de venta suelen ser de un 10 % a un 20 % más bajos que los precios a los que se ofertan.

Además, muchos de estos portales ofrecen simuladores que te permiten realizar una tasación de tu vivienda. Utilizando la referencia catastral o la dirección, podrás obtener una estimación del valor de mercado de tu casa.

Utiliza los simuladores de las entidades bancarias

La mayoría de los bancos disponen de herramientas para realizar valoraciones on line. Aunque los valores que ofrecen son automatizados, pueden servirte de referencia para fijar el precio de venta.

Contacta con un iBuyer

Los iBuyers son empresas que compran propiedades en un plazo de 7 días. A cambio de esta rapidez, suelen pagar por debajo del precio de mercado, para luego revender la vivienda. Obtener una valoración de una de estas compañías te servirá para conocer el precio mínimo que podrías obtener en caso de necesitar una venta rápida. Estos son algunos de los iBuyer más conocidos: Tiko, Clikalia, Casavo o Rive. No todos actúan en todo el territorio nacional.

Solicita valoraciones en agencias inmobiliarias

La opción más habitual es solicitar la valoración de diferentes agencias inmobiliarias. Actualmente operan dos tipos de agencias:

Inmobiliarias online: Ofrecen valoraciones gratuitas sin necesidad de una visita al inmueble. Calculan el precio promedio basándose en los precios de viviendas en portales y las transacciones recientes.

Inmobiliarias físicas: Realizan tasaciones presenciales gratuitas. Suelen tener experiencia en el mercado local, y realizan sus valoraciones en base a factores como la ubicación, la distribución y las mejoras en la vivienda. Es recomendable obtener varias tasaciones presenciales para comparar datos y solicitar un informe de valoración detallado.

Deberás estar alerta porque algunas inmobiliarias inflan las valoraciones para asegurarse que contrates con ellos. Por eso si alguna te ofrece una valoración que dista mucho del resto, desconfía, aunque suponga una tentación.

Tasación con una empresa homologada

Si deseas obtener datos precisos y no te importa invertir algo de dinero, puedes contactar con tasadoras homologadas por el Banco de España. Estas compañías realizarán una tasación presencial de tu propiedad con un profesional certificado. Aunque este servicio suele tener un costo que oscila entre los 150 y los 300 €, contarás con un documento oficial que respalde el precio que estás solicitando para la venta.

 

En KATHOME ofrecemos una valoración gratuita. Contacta con nosotros y realizaremos una tasación de tu vivienda, sin ningún compromiso.

Comparte en tus redes sociales...

Quizá también te interese leer…